lunes, 21 de diciembre de 2015

María Dueñas, una estrella de la literatura española

                                                           Por José Lopes de Souza


Después de lanzar La Templanza en España y en los países hispánicos de América Latina, María Dueñas estuvo en Brasil para el lanzamiento de la edición en portugués. En el último 16 de septiembre, nos visitó en el Instituto Cervantes de Río de Janeiro para charlar sobre su nuevo libro, y nos comentó, además, curiosidades sobre su experiencia como escritora.

En el momento de sentarse a escribir, María Dueñas confiesa que no puede dejar de lado su procedencia del mundo académico, por lo que realiza un completo trabajo de documentación para que sus novelas, a pesar de que ser ficciones, tengan un contexto verosímil. "Quiero dotar a la historia que construyo de un sustento sólido y de credibilidad, por lo que utilizo todas las herramientas, recursos y elementos que tengo a mi alcance. En cada novela he tardado unos dos años, incluyendo diversas etapas: documentación, viajes a las localizaciones, escritura, correcciones”. Además, no sólo el momento histórico en sí le interesa, sino también todo lo que implica: cómo se vivía, se vestía, se hablaba, se comía. Para eso, ella recurre a todo tipo de fuentes, desde las más académicas y ortodoxas hasta otras, más comunes, como la prensa de la época, las fotografías antiguas, la literatura del momento, y también las memorias y biografías.


Tras dos décadas dedicadas a la vida académica irrumpe en 2009 en el mundo de la literatura con la novela El tiempo entre costuras, a la que sigue en 2012 Misión Olvido. Ambas novelas se han convertido en grandes éxitos editoriales y han cautivado por igual a lectores y crítica, con traducciones a 25 lenguas y con millones de ejemplares vendidos en todo el mundo. En Brasil, fueron vendidos más de 200 mil ejemplares. La adaptación televisiva de El tiempo entre costuras, se convirtió en un clamoroso éxito de audiencia y ha sido reconocida con numerosos galardones. La serie de televisión adaptada de la novela El tiempo entre costuras está dividida en once capítulos de setenta minutos cada y está disponible en YouTube y en Netflix para España y América hispánica.
Su nueva novela, La Templanza, lanzada en marzo del 2015, se ambienta primero en México D.F., después en La Habana y, por último, en Jerez de la Frontera, provincia de Cadiz, Andalucía. Según la autora: “El germen de La Templanza brotó en el último de los escenarios. Primero fue Jerez y el comercio de vinos con Inglaterra en el siglo XIX. Me interesaba porque es algo muy evocador y si vas allí aún notas aquel esplendor, ves un palacio detrás de otro. El 19% de las exportaciones españolas en aquella época eran de vino de Jerez. Es muy apreciado en Inglaterra, más que aquí. Se habla de él desde la Edad Media y lo mencionan escritores como Shakespeare o Dickens”.
 La novela es sobre la vida de Mauro Larrea, el nieto de un herrero vasco que se enriquece en la minería de la plata mexicana del XIX, que se arruina estrepitosamente tras un golpe de mala fortuna. Para recuperarla, viajará a la espléndida ciudad colonial de La Habana y al próspero Jerez bodeguero en busca de oportunidades. Se trata de una novela que habla de glorias y derrotas, de minas de plata, intrigas de familia, viñas, bodegas y ciudades soberbias cuyo esplendor se desvaneció en el tiempo.

La Templanza se ha situado a la cabeza de la lista de libros más vendidos en España prácticamente desde su salida en marzo de este año y encabeza las ventas prácticamente en toda América Latina. La primera tirada que ha realizado la Editora Planeta para España y América Latina es de 500.000 ejemplares.
Tras del éxito conseguido con la adaptación para la TV de El tiempo entre costuras, María Dueñas han llegado a un acuerdo con el grupo Atresmedia Televisión y la Editorial Planeta para poner en marcha una nueva serie de televisión basada en la tercera novela de la escritora La Templanza. Según la autora: “La Templanza es una historia muy visual, muy seductora, tanto por los escenarios geográficos, como por el momento histórico, la agilidad narrativa y todas las aventuras que van viviendo los personajes”
El rodaje de esta producción se iniciará próximamente y se realizará en los escenarios que recorre la novela como son Ciudad de México, La Habana y el Jerez bodeguero del XIX, cuando el comercio de vinos con Inglaterra convirtió la ciudad andaluza en un enclave cosmopolita y legendario.
Leer más...

Maria Dueñas, el triunfo entre costuras


Por Paulo Henrique Coelho de Andrade

           Su primera novela, El tiempo entre costuras, alcanzó el Olimpo de los best-sellers en pocas semanas en muchos países de habla hispana. A los 45 años, la escritora María Dueñas no tenía agencia ni editorial, y no esperaba todo ese éxito. Ella misma tuvo una gran gran sorpresa cuando se dio cuenta de la fenomenal repercusión de su primera aventura como autora.

           María Dueña estuvo en el Instituto Cervantes de Río de Janeiro el 16 de septiembre de 2015 presentando su nueva novela, traducida hace muy poco al portugués con el título de Destino: A Templanza.


          Según declaró la autora al canal Barcelonautes, la clave de su éxito puede estar en una mezcla de elementos; entre ellos, la agilidad narrativa de sus novelas, con acontecimientos, intrigas y puertas insospechadas que se abren para atrapar la atención de los lectores, además de la carga de humanidad de los personajes, que sufren, lloran y ríen, o que caen y se levantan, como nosotros, seres de carne y hueso. En opinión de la autora, otros elementos también importantes son un estilo literario que enfatiza el poder de las palabras; una ambientación en escenarios envolventes e inspiradores, tanto en el tiempo como en el lugar; y un estilo narrativo fluido que presenta lo que el público quiere leer.

           En su visita al Instituto Cervantes de Río de Janeiro, María Dueñas nos dijo que es muy metódica, pues viene del mundo académico y a ella le gusta planear la trama casi toda antes, con la idea de cambiar solo algunos detalles mientras lleva a cabo el proceso de la escritura.  En otras palabras, ya sabe desde el principio cómo la historia va a terminar. El escenario es lo primero que concibe, eso le inspira la historia.  Por ende, su proceso creativo es muy disciplinado, ya que empieza a escribir por la mañana y sigue hasta las siete de la tarde.

            Su vida profesional antes del éxito de su primera novela era muy diferente. María Dueñas era profesora universitaria de literatura inglesa en Estados Unidos, donde desarrolló actividades como filóloga especializada en la lengua de Shakespeare, y en España. 

            En su encuentro con los alumnos y los amigos del Instituto Cervantes de Río de Janeiro, María Dueñas nos reveló que no es una escritora mitómana, y que sus autores favoritos son anglófonos. Además de Shakespeare, la autora citó a Charles Dickens y  a autores representativos de la literatura ultracontemporánea, como  Jonathan Franzen, autor de Purity.


        En las tres novelas que ha escrito hasta hoy, El tiempo entre costuras (2009), Misión Olvido (2012) y La Templanza (2015), aparecen siempre viajes.  María nos comentó que, a ella, personalmente, le gusta mucho viajar, y añadió, con una sonrisa en los labios, que conoce los sitios sobre los cuales escribe... incluso La Habana, Ciudad de México y Jerez de la Frontera, donde transcurre parte de La Templanza, su última obra. El hecho de ambientar las novelas en tiempos históricos pasados realza su conexión con el placer personal que siente viajando, puesto que las ciudades visitadas poseen importantes centros históricos en los días actuales. De esta manera, paseando por sus calles antiguas, la autora puede visualizar los ambientes vividos por sus personajes.

             Pese a su modestia, está claro que María Dueñas supo construir el camino de su propio triunfo... o, en ese caso, ¡las costuras de su propio triunfo!

Si quieres tener más información sobre el encuentro de María Dueñas con los alumnos del Instituto Cervantes de Río de Janeiro,  pincha aquí.

           Si quieres leer un reportaje sobre la charla de María Dueñas en el Instituto Cervantes de Río de Janeiro, publicada por la agencia de noticias española EFE, pincha aquí.

          El tiempo entre costuras ha sido llevada al cine en un formato de gran calidad. Después de ver el primer capítulo, ¡ya no podrás dejar de ver la serie completa! Si pinchas aquí podrás ver la serie.



Leer más...

jueves, 10 de diciembre de 2015

Santa Marta: una experiencia única y solidaria



Si ya tuviste ganas de conocer la comunidad de Santa Marta y su cultura, ¡esta es tu gran oportunidad!
Hay un paseo cultural organizado para ayudar a la 37ª colonia de vacaciones para 300 niños de entre 6 y 12 años.



Fecha; 28/11/2015
Hora: 15:00
Punto de encuentro: Plaza Corumbá (Calle São Clemente, Botafogo)


Brazilidade http://brazilidade.com.br/ es una empresa de turismo de base comunitaria que ofrece la experiencia de conocer la comunidad Santa Marta y su historia.
La empresa colabora con proyectos locales y ahora va a ayudar a la Colonia de Vacaciones que tiene 36 años.  La Colonia ocurre siempre en el mes de enero durante dos semanas con 300 niños de la comunidad, pero en 2016 su realización depende de tu donación.
Por eso necesitamos de tu colaboración por medio de esta experiencia única con una contribución a partir de R$ 30,00 por persona. 

  • Aquellos que tengan limitaciones  podrán subir en tren.
  • Está invitada a participar en esta experiencia gente de todas las edades.

       ¿Qué llevar?
  •  Ropa y Calzados cómodos
  • Crema Solar
  • Botella de agua
  • Repelente
Aquellos que tengan limitaciones  podrán subir en tren.
Está invitada a participar en esta experiencia gente de todas las edades.

¿Qué no se puede hacer?
  • No está permitido sacar fotos a los menores de edad.
  • No apartarse del grupo.
¡Inscríbete ya!
Solo tenemos 25 plazas*
*En el caso de que se ultrapase el número de plazas, se podrá formar un nuevo grupo el día 29/08. 

Teléfono de contacto: (21)992365196
 
Leer más...

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Momentos



Por Josemar Veloso Moitinho
 
I – Vivo de pasiones.
Cuando están dormidas me marchito cual flor que ya no quiere seguir encantando.

II – Yo llevo el alma en pena como los artistas,  los poetas y quizá los locos.    Inquietud y desdicha me afloran y casi me ponen enferma. 


       Expresarse a través de las palabras es una dádiva concedida a algunas personas que se sienten incompletas, pendientes de algo... Como dijo Gabriel García Márquez en su discurso de aceptación del premio Nobel 1982 “Ese delirio sin apelación que es el oficio de escribir”.

III -  He descubierto una nueva pasión. Las palabras brotan de mis pensamientos para mis manos como se fueran libélulas relucientes y coloridas que se quedaron volando en mi mente por mucho tiempo. No sé como pude vivir sin ellas, aprisionándolas en mi pecho....¡Por eso he sufrido tanto! Ahora están por todas partes. Cuando camino por las calles, mirando el mar, observando a las personas en sus individualidades. Hay tantas cosas para decir que no sé cómo voy a convivir con esa fiebre que me quema los dedos. Pues,¡ya está! Quiero acogerla y agradarla! ¡Escribir me encanta!
   
Leer más...

viernes, 2 de octubre de 2015

UN CUENTO IMPROBABLE




Desde su hacienda en un pueblo de Asturias el capitán Jonás de Aquino controla no solo todo lo que pasa con la siembra y la cosecha del maíz, sino también a sus tres hijas. Es un hombre de poco hablar y mucho hacer. Cuando se murió su mujer las niñas eran muy pequeñas. Alto, fuerte, pelo negro, ojos castaño oscuros, es un poco rudo y no le gusta la gente de fuera de sus cercanías. Cuida a las niñas con mucho cariño, pero con rigor. Isabel, la mayor, es muy amable, el mes pasado cumplió 17 años. Soledad tiene 16 años, es una chica muy guapa, vive en las nubes,  es romántica y soñadora.   Actualmente es la mayor preocupación de su padre. La hija menor tiene apenas 12 años y solo piensa en jugar, lista, sonríe de todo y no hace caso de quien no la aprecia.
Soledad, Sole, como la llaman sus amigos, desde niña suele apartarse de las personas para imaginarse en otros lugares, en épocas lejanas, viviendo con la realeza. Todos los días ve la serie de televisión “Los caballeros  medievales”, para disgusto de su padre. Ya ha leído todas las obras de teatro de Lope de Vega, su autor preferido. Un día buscó en las tiendas de ropas de época trajes y aparatos antiguos.  Y un domingo cualquiera cometió el disparate de vestirse con lo que había comprado en el Bazar de artesanía de los Robles, familia tradicional que posee un comercio poco rentable porque a las personas que viven en la zona rural no les hace falta vestirse a la moda o cualquier otra tontería.  Así pues, Sole fue a la misa vestida a lo dama antigua. Últimamente está leyendo la novela “Don Quijote de la Mancha”, y nadie ni nada se la quita de la cabeza. 
A Sole le encantó la idea de ser la “Dulcinea” de alguien.
La vida en el pueblo siguió plácida y tranquila hasta que llegó una compañía de teatro. Todos querían ver la obra que se representaba. Decían que era fascinante.  
Las chicas del capitán también deseaban verla, pero él no les hacía caso. Hasta que Sole deliberadamente tomó la decisión de ponerse de acuerdo con el protagonista del libro de Cervantes que “en resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio, y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el cerebro, de manera que vino a perder el juicio”.
Jonás  no quería perder la autoridad delante de sus hijas pero tampoco podía aceptar que Sole enfermara: no sabía qué hacer.
Serafín pertenece al grupo de teatro y se enteró, a través del periódico local, de lo que le había ocurrido a Sole, que se pasaba los días leyendo y las noches en vela sin querer ver a nadie, Por eso tomó la decisión de visitarla, movido por la  curiosidad. Además quería ofrecer ayuda a la familia y a Sole. Él es un hombre sensible, elegante y de buena familia. No está casado todavía.
 Al día siguiente se presentó en casa de Sole y a su padre no le quedó más remedio que permitir la presencia de un extraño en su casa. Cuando él la miró, se dio cuenta de que aquellos brillantes ojos azules le hablaban de una vida que no había vivido hasta ese instante. A los 35 años nadie le había causado tamaño efecto.  Sintió como si se le hubiera encendido todo su cuerpo, y no le quitaba ojo de encima. Ella, por su parte, parecía ajena a todo por culpa de la debilidad…, y no le hizo caso. Él volvió a aquella casa a diario por dos semanas, pero aun así ella no reaccionaba.  
Pensó en una forma de sacarla de ese lío en el cual ella se había metido. E inspirándose en el espíritu de D. Quijote, dijo: -Yo soy un artista,  puedo ser lo que quiera. 
En ese momento, se puso el traje medieval, con visera, babera, peto, manopla, rodillera, greba, espuelas, celada, y todo lo más que pudo, cogió un caballo en préstamo, y se fue a buscar a su amada. Sole todavía estaba confusa, pero se dio cuenta, finalmente, de que su gentil caballero había venido a rescatarla.

Leer más...

miércoles, 1 de abril de 2015

Volver a Paquetá

 Por Celina Doin

         Durante los primeros años de mi vida pasé casi todos los festivos y vacaciones con mi familia en la Isla de Paquetá, en una casita alquilada diminuta, donde por milagro cabíamos todos apiñados, verdadero corazón de madre.
          Para mí, fueron años muy felices, de libertad y juegos en las calles peatonales.
         
         Después de mi sexto cumpleaños la familia decidió cambiar el destino de vacaciones y no volví más a Paquetá hasta que, el año pasado, fui con mi marido y mis amigos para fotografiar la isla.

         Es esta experiencia emotiva, de volver a Paquetá después de casi cuarenta años, que quiero compartir con vosotros.

         Espero que lo desfrutéis.


En la barca de los recuerdos
De mi infancia de ensueño,
Ingreso atenta a todos los tesoros 
Guardados en la máquina del tiempo.

Como si el reloj volviera hacia atrás
Al ritmo de las olas del mar,
La mirada curiosa de la niña
Se pone a captar todo lo que hay.

Me emociono al percibir, casi por acaso,
Que en la escalera de la nave, que tanto me costaba vencer,
No se detienen las largas piernas
Que ahora me llevan por este camino.

La música monótona del motor, que toca sin parar,
No ofusca los cánticos felices de las vacaciones en familia,
Que de un escondite de la memoria remota
Mis oídos insisten en rescatar.

Siento, como si fuera hoy, en mis manos curiosas
Mi tapiz de lana colorida y suave,
Que bordaba orgullosamente durante todos los viajes
Siguiendo el ejemplo de mis hermanas mayores.

Solo después de mucho tiempo
Supe que mi madre, que no tenía cómo darme una tela nueva en cada viaje,
Por las noches deshacía mis infantiles puntos
Para que nunca tuviera que parar de jugar.

Después de décadas sin reposar los pies en esta tierra firme,
Creyendo que no tomaba más parte en mi vida,  
Percibo la barca atracando y me veo mirando mi isla querida,
Como si nunca la hubiera dejado de visitar.


Mientras todos desembarcan rápidamente y siguen sus caminos sin vacilar,
Me quedo un rato apreciando el olor a tierra mojada y caballo,
Que despierta muchas emociones de mi niñez
Que jamás pensé que pudiera de nuevo recordar.

El árbol gigante en medio de la calle y los flamboyants coloridos y perfumados,
Las estatuas de peces de la plaza, los coches de caballos y las bicis juguetonas,
La pequeña casita alquilada testimonio de tanta aventura y la plantación de lombriz de tierra,
Los días divertidos sin reloj ni preocupaciones y la vida llena de vida de aquellos años inocentes,
Todo me lleva para este momento que no existe más, de donde nunca querría haber salido.
 

Leer más...